Rss Feed
  1. ¡Salud e inquieta alegría!

    lunes, agosto 27, 2012

    Enrique Arias Valencia (1971-2012)


     Por Fernando G. Toledo

    Para Ariastóteles Platónico, in memoriam


    No lo ha tocado la fama. Apenas un círculo más o menos amplio, más o menos estrecho, sabe de él. Su familia, claro, y también el puñado de lectores que ha recolectado en estos tiempos en que internet es una ventana siempre abierta por la que hay que saber mirar. 

    Pero no es la celebridad lo que guía a Enrique Arias Valencia. Otra cosa lo lleva a andar, desahuciado casi, por todos los rincones. Lo mueve la belleza, o la pregunta por si la belleza ha de poder tocarse, palparse, beberse como un único bálsamo para aliviar esa gran pena insensata en que se ha convertido, para él, su propia vida.

    Enrique, nacido en febrero de 1971, es mexicano y, si lo observamos por la mirilla del oficio que le da un sustento diario, apenas podríamos decir que trabaja como un oscuro corrector de una editorial esotérica, rasgo que parece acentuar el absurdo en que está inmerso.

    Porque sucede que Enrique es licenciado en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México y ha obtenido ese título con una tesis que hace explícita la búsqueda que lo desvela. Él no cree en dios alguno, así que corregir textos que hablan de la vida eterna o guardianes espirituales no ha de resultarle cómodo. Es probable que esa barbarie espiritualista  no le cause asco (pues sigue a Terencio en esto de que «soy humano y nada de lo humano me es ajeno»), pero sí provoque una mueca en su rostro moreno y enmarcado por una tupida cabellera negra.

    Enrique se ha destacado siempre como estudiante, hijo y hermano ejemplar. En la escuela se ha ganado el mote de El Ciencias (porque domina la lógica, la química, las matemáticas), su familia le llama El Cacho y él mismo se ha puesto un seudónimo: Ariastóteles Platónico, un juego de palabras con su apellido que sugiere la contradicción que lo define y supo representar Rafael en una célebre pintura: Aristóteles como el filósofo terrenal y Platón, como el ideal.

    La dialéctica de lo corpóreo y lo esencial, lo real y lo imposible conmueve a Enrique y por eso, como decíamos, ha propuesto en su tesis de licenciatura una solución, bebida de las fuentes de Schopenhauer y Nietzsche, sus dos filósofos predilectos. Ha entendido que, ya que Dios ha muerto, no hay redención posible para el hombre que no sea a través del arte. Ya no es posible, cree Enrique, asumir como existente a ese ser que ha llevado a los hombres a cantar, componer o trazar complejas teologías. Pero sí es esa admirable tarea de creación intelectual la que se alza, irónicamente, como la llave de las puertas del alivio que toda vida, por ser fugaz, necesita. Por ello ha escrito Enrique: «El arte, al ser la cúspide de la apariencia, nos alcanza a divisar el mundo esencial, porque los contrarios son complementarios, y la apariencia y la esencia se complementan en la cúspide».

    Lo que no sabemos si Enrique sabe es que toda cumbre es también una invitación al vértigo y al abismo. Podemos verlo a él trepar al arte: disfrutar de la música con éxtasis, solazarse en ella. Lo podemos ver vibrar con un poema, una canción o una imagen, y saludar a todos con su frase de cabecera: «¡salud e inquieta alegría!».

    Pero no podemos ver, hasta que ya es tarde, que Enrique entiende al amor como el compendio de la belleza y que asistir a todo el arte que nos rodea no le basta. No podemos ver cómo Enrique siente que tras ser espectador de la redención, a los 41 años hay que ser parte de ella. Y serlo exige conseguir el amor de una mujer que haya despertado en él la misma admiración que una ópera de Wagner o un poema de Omar Kayam. No podemos ver, entonces, que Enrique se convence de que sin amor –esa forma del arte– él no será redimido y, por tanto, no tiene sentido seguir buscando. No lo podemos ver hasta que, al abrir la puerta, lo vemos. Vemos el cuerpo de Enrique Arias Valencia, que cuelga de una soga, derrotado ya, vencido e irredento, diciendo adiós. Diciéndonos, al fin: «¡salud e inquieta alegría!».

  2. 40 comentarios:

    1. Manuel dijo...

      No me jodas, no me jorobes.... estoy desolado.

    2. Atilio dijo...

      Un merecido homenaje le has hecho Fernando, a quién aportó en exclusividad algo de belleza a nuestros mundillos preocupados en ganar discusiones.

      Enrique tenía mucho coraje, sin dudas; una gran paciencia y esa capacidad única de decir la palabra justa, para disipar la tinieblas de la ignorancia y la pesadumbre.
      Pero se le terminó la alegría, esa que daba en grandes cantidades por doquier.
      Se le terminó para él y vivir sin ella no valía la pena.

    3. Manuel dijo...

      Parece mentira cómo se toma afecto a personas que nunca se han visto en persona, pero que mantienes continuas tertulias. Enrique transmitía a través de estas ondas que los científicos entendéis toda la alegría y serenidad. Aún no puedo creer su muerte.

    4. Manuel dijo...

      También le he escrito un homenaje: http://www.elfiltrodemanuelmillan.blogspot.com.es/2012/08/enrique-arias-in-memoriam-1971-2012.html

    5. S.Jarré dijo...

      Muy buen homenaje Fernando. En tus palabras, recordé la frase del protagonista de la película La Misión, que decía algo así:"no quiero vivir en un mundo sin amor". Creo que éste es el corazón del problema que atormentó a nuestro querido amigo y que tan bien supiste expresar.

      Saludos

    6. Manuel dijo...

      Por cierto, estoy tan dolido que no había reparado durante mi primera lectura en la enorme calidad del texto, Fernando. Es poesía.

    7. Salud e inquieta alegría querido Arias!
      Tremendo dolor causó tu partida.

      Sentido y merecido homenaje.
      También yo le brindé uno pequeño: Un poco de música para este mundo

      Saludos!

    8. encontrado dijo...

      Me quede estupefacto con la noticia, recién leía las primeras líneas esperando que tus referencias fuesen meras metáforas, pero ¡no!

      Efectivamente cuanto puede doler la pérdida de alguien a quien apenas se conoce, solo unos cuantos párrafos intercambiamos, pero fueron suficientes para apreciarlo.

      Y desde luego se agradece este entrañable texto, gracias Fernando y ¡Salud e inquieta alegría! Pues.

    9. Triste noticia. Pero es el final que nos llega a todos. Ahora, mañana, o dentro de cincuenta años.

      Así que, ¿a qué compadecerse como si fueramos inmortales?.

      Todos estamos sentenciados bajo la misma navaja.

      Ahora lo que veo es algo bastante despreciable: yo hubiera ahorrado el comentario de que murió ahorcándose.

      ¿Qué importa saber cómo sucedió?

      Eso lo veo como pura morbosidad amarillista de parte tuya Fernando. ¿Te pensás que así es como queremos recordarlo.? Te cito tus palabras:

      "Vemos el cuerpo de Enrique Arias Valencia, que cuelga de una soga, derrotado ya, vencido e irredento, diciendo adiós..."

      Parece un chiste de mal gusto. No creo que lo aprecies en verdad al decir estas palabras finales.

      Además veo que dejas comentarios en blogs de otros que dejaron acá comentarios (hablo de Lisandro) colocando tu link como si no fuera suficiente las palabras de Lisandro que tenés que dejar a los lectores lo que escribiste (porque obviamente Lisandro ya leyó tu crónica).

      Me parece egocéntrico eso que haces. ¿Tanto te interesa que te lean lo que escribiste? ¿Acaso tu descripción de la muerte de nuestro amigo hará algo, cambiará algo?

      Yo creo que escribiste este mensaje de despedida a Arias por puro egocentrismo y por creertelas mejor que los demás. Clásico de los literatos que viven del ego. Asi de simple.

      Por ejemplo, cuando Jarré te comenta que escribió un post como despedida de Arias, vos añadis que incluso conseguiste su título de licenciatura, te cito tus palabras:

      Ya la tengo, pero estoy preparando algo más grande, no de extensión, sí de elaboración. También conseguí la tesis de licenciatura de Arias, que me parece fundamental para entender muchas cosas. A mí, particularmente, no me gustaría publicar algo basado en una sola fuente, pero bienvenida tu iniciativa.

      Es decir, lo que los demás escriben para vos no es válido, porque vos tenés el título de licenciatura de Arias, y claro, con eso vas a entender mejor sus decisiones finales y como era.

      Lee su blog donde está la esencia de nuestro amigo, ahi tenés que buscar. No en títulos, sino en lo que escribía con el corazón en la mano.

      La verdad me parece despreciable lo que hiciste. Arrogante hasta último momento.

      Espero me publiques, no quisiera yo tener que poner este comentario en mi blog y que lo vean las 10 mil personas que me visitan a diario.

      Si querés refutarme algo, hacelo acá. Pero sacate la máscara de la hipocresía. Usar la muerte de un amigo para esto me parece más bajo que un carroñero devorando sobras.


      Bye

    10. Santiago Knight:

      1) No me gustaría malinterpretarte: ¿es acaso una amenaza una frase como esta:

      «no quisiera yo tener que poner este comentario en mi blog y que lo vean las 10 mil personas que me visitan a diario»

      que se lee al final de tu mensaje?
      Por que si es así me parece que deberías expeler una amenaza de fuste, y no una mariconada como esa.
      Ahora bien, estimo que toda tu parrafada insultante y enardecida parte de la respuesta que te das vos mismo a una pregunta que podrías mejor dejar responder a los demás. Me refiero a la pregunta «¿Qué importa saber cómo sucedió?».
      Y, ciertamente, mi respuesta es distinta a la tuya. Sucede que el dato de que Enrique decidió quitarse de tal manera la vida, a mi juicio, en el caso de un esteta como él, es un dato de importancia. No me atrevo a decir que es fundamental ni que leerlo no pueda impresionar a los sensibles. Pero el caso es que Enrique decidió quitarse de esa manera la vida, no de otra, y tras pensarlo mucho, tras leer su tesis y tratar de repasar (en todo este tiempo) todos sus mensajes, los públicos y los privados, que nos dedicamos, he creído que a él no le habría pasado de largo de largo el detalle. Sí a cualquier otro, no a un esteta como él, para quien todo acto debía ser un acto estético. Por todo ello, mi homenaje no podía menos que incluir ese terrible último acto.

    11. 2) Por lo demás, has sido el único, creo yo, que ha interpretado como un gesto de petulancia mi escrito o la declaración de principios que proponía al intentar llegar a saber de él más que por una sola fuente. Quizá esto se deba (hipótesis) a que confundís tus propias prácticas con las de los otros, con la mía en este caso. No le encuentro otra explicación.
      Finalmente, la conclusión es muy sencilla: para quien tiene 10 mil visitas diarias (Alexa me dice que ese dato no tiene asidero), no veo qué puede interesarle un modesto blog con apenas 250. Así que bien podés evitarte visitarnos.

    12. S.Jarré dijo...

      Santiago, personalmente creo que te confundis con lo que le acusas a Fernando.

      Fernando es quien mejor ha conocido a Arias, y el que está más apto para poder emitir una breve biografía más que ninguno de nosotros.

      El hecho de que haya explicado cómo murió tiene sentido si lo entendemos como era Arias: un esteta; esto ya te lo mencionó Fernando.

      Lo que me respondió a mi me parece que lo sacaste de contexto. Al menos yo no lo interpreté de la forma en que tú lo entendiste.

      Creo que no ofrece debate discutir sobre la muerte de un amigo. Ojalá yo tuviera un amigo que escribiera sobre mi de la manera en que Fernando lo ha hecho.

      Un abrazo

    13. menino dijo...

      Es de agradecer el homenaje que Fernando ha hecho a Arias en este último adiós.

      Espero y deseo que la familia tenga el mayor ánimo posible pese a lo triste y equivocado de la despedida .En cualquier caso, decirles que no pierdan la esperanza.Yo estoy convencido de que volverán a verlo.Lo sé.Además,
      Arias se equivocó respecto a Dios.Dios no ha muerto.Baste observar como en un blog ateo como este lo mucho que se habla de él... sea para negar su esencia... su existencia.O sea, para testimoniar como yo, que existe,que es algo muy íntimo nuestro.. o lo más íntimo......,que existe una vida más allá de la muerte ( aunque algunos lo vean como un oxímoron - estaba pensando en metáfora Jorge Méndez).Esa es mi experiencia ... y la de muchos más a lo largo de milenios.No perdais la esperanza.

      Respecto a Santiago Knight

      Tus palabras no proceden desde muchos puntos de vista.P. ejem.:

      1)mira que en este homenaje a Arias no es el lugar adecuado para soltar las malas impresiones que pueda tener uno por el motivo que sea de lo que sea.

      2)¿Qué hay del beneficio a la duda que toda persona merece respecto a sus intenciones?.No le has dado esa oportunidad a Fernando.Has disparado sobre él desde el primer momento.No parece correcto

      En cualquier caso , estamos todos contigo en tu sentimiento de amistad hacia Arias y seguro que su familia y amigos lo aprecian en ti.

      Me despido con esto de Arias.Su inicio de su tésis.Su obra y su persona,ambas por igual, se ofrecieron a todos con cariño.Así pues me despido de él con sus propias palabras :

      " Dedico esta obra a todos los seres,
      vivos y no vivos, y aun aquellos que no sé
      en qué clasificación están, como por ejemplo, Dios.
      ......."

      Un abrazo Arias y familia

      Volveremos a vernos Arias.
      Tú ya lo sabes ... y yo también

    14. Disparé sobre él, como dice menino, porque vi que dejó un mensaje en otro blog (el de Lisandro).

      ¿Con qué necesidad le dejas un mensaje a alguien que ya leyó tu crónica fúnebre con el link del post?. A él no es. Es obvio. Es a los lectores que pasen por ahí.

      ¿Tanta necesidad para que lean lo que escribiste Fernando?.

      Eso es ego puro y duro.

      Y lo que dije de publicarlo en mi blog es una amenaza en caso de que censuraras el mensaje que escribí. Porque a la gente que le dicen dos o tres cosas que no le agradan suelen borrar el mensaje y a otra cosa.

      Jarré, no defiendas a quien criticó tu juicio sobre Arias, tu opinión personal sobre un amigo diciendo que “estoy preparando algo más grande, no de extensión, sí de elaboración.” Como si lo que vos escribiste fuera algo sin elaboración. Yo leí tu homenaje y no tiene desperdicio.

      Pero para Fernando es algo sin elaboración. Algo que está “basado en una sola fuente”. Necesita más de una porque la sola fuente de la prima de Arias no le es suficiente. Jarré, ¿por qué sacaste de la parte de la carta de la prima de Arias lo del suicidio, podrías contárnoslo? Antes estaba, hoy veo que no.

      Fernando, decis:

      Quizá esto se deba (hipótesis) a que confundís tus propias prácticas con las de los otros, con la mía en este caso. No le encuentro otra explicación.

      Si no es como digo, ¿ a qué vino dejarle un mensaje en el blog de Lisandro, explícame, un mensaje con el link de tu nota? ¿Tanto interés tenías en que te lean tu cronología de los hechos?.

      Luego decis esto:

      Finalmente, la conclusión es muy sencilla: para quien tiene 10 mil visitas diarias (Alexa me dice que ese dato no tiene asidero), no veo qué puede interesarle un modesto blog con apenas 250. Así que bien podés evitarte visitarnos.

      Alexa no te da las estadísticas de mi blog personal. Pero si te interesa, puedo pasarte a tu correo una copia de pantalla. O si tanto te interesa publico un jpg acá mismo.

      No me interesa tu blog, me interesa la información, y cuando se habla de un amigo como Arias, y se hace uso de su nombre y de su final como forma de petulancia y de llamar la atención me intereso mucho más.

      Fernando, no sé donde quieras conducirte con tu orgullo, pero reconoce que más allá de la muerte de un amigo, estabas interesado en que tu post sea leído. Priorizaste tus arrogancia intelectual a otra cosa.

      Pensalo.

    15. Esto dejaste Fernando:



      Es tan triste y tan irónico que Arias consiguiera de todos nosotros la estima que le estamos demostrando y que, sin embargo, a él nada de esto le haya bastado…

      http://razonatea.blogspot.com.ar/2012/08/salud-e-inquieta-alegria.html

      Posteado por Fernando G. ToledoNo Gravatar | August 27, 2012, 7:58 pm


      El link está de más porque Lisandro ya te había dejado en el post un comentario. ¿A qué se debe que lo dejaras?

    16. Curioso, Santiago, que considerés un gesto de ¿arrogancia?, ¿necesidad de ser leído? el gesto de dejar un link en un blog amigo, en el mismo post en que se está hablando de un tema común (la muerte de un amigo virtual), y nconsiderés en cambio que puede deberse a un gesto mucho menos ambicioso, como es el que consiste en reunir, ante los ojos de un lector al que le interese lo que pasó con Arias, cómo aparecen muchas personas interesadas en rendirle un homenaje. Del mismo modo que Lisandro compartió en este blog su enlace o lo hizo SJarré (a ambos les agradezco), me pareció oportuno hacerlo en el blog de DrGen. Por eso es que me pregunto como hipótesis si no es, en realidad, una práctica tuya más que mía la de estar haciendo publicidad de un blog a través de temas ominosos. Lo digo porque no hay ninguna prueba de que quiera hacer publicidad y menos de que quiera hacerlo con estas cuestiones, o de que abra un blog para ello. En cambio, ¿puede decirse lo contrario de tus propias prácticas?
      ¡Bah! Sacá tu mugre de aquí, que la memoria de Enrique no la amerita.

    17. Manuel dijo...

      Alucino con lo retorcido que puede llegar a ser alguien para crear mal rollo. No respetan ni el pesar por la muerte de una persona tan querida.

    18. Comparto un fragmento de la tesis de Enrique que puede servir para estos momentos, para estos comentarios, para ciertos personajes:

      «Con el arte se interpreta el mundo, el arte esclarece lo real en su totalidad. Este arte nos muestra el mundo como un retozo trágico, porque si bien nos habla en un primer momento de sufrimiento y resignación, en un movimiento posterior nos exhorta a la exultante afirmación de la vida aun con todo su dolor».

    19. S.Jarré dijo...

      Nunca mejor dicho Arias!!

      Impecable cita Fernando.

      Un abrazo

    20. Asterix dijo...

      No sé si alguien lo habrá dicho antes, porque no he leído todos los mensajes, pero la foto de Enrique es singular, aunque presumo que él era un provocador, de alguna forma quería marcar la distancia entre su yo más íntimo y el mundo, haciendole ver que si bien estaba dentro, no formaba parte de él porque lo mira desde su balcón ariastotélico y platónico buscando el aroma de una rosa

      Como ya dije, yo no lo conocí y cuando todos se referían a mi como el troll, fue el único que levantaba su copa y me dedicó un brindis y yo brindé con él porque por encima de diferencias de pensamiento, eramos dos humanos con rutas diferentes hacia un mismo punto: la realización y quizás por ello, ante la vista diaria de su rincón editorial, le debió ser duro el aceptar que nació en una época equivocada: hoy los filósofos son pobres, los caballeros de armaduras no salen de sus cuentos y a las princesas les gusta los bordes dorados sobresaliendo de una billetera ¿a quién le importaron tus valores, Enrique? ¿a quién le importa tu filosofía, tu buen corazón? esto quizás te lo preguntaste muchas veces y si había alguien a quien le importase, habían muchos pero que ya cansado de tu silencio, no quisiste esperar más

      Yo, poniendome en tus zapatos ahora, me siento muy humano, tanto que entiendo tu dolor y si alguien con mis limitaciones puede notarlo, mucho mejor lo hará ese infinito amor, al que negaste si, pero que estoy seguro que te dolió mucho el sentir el vacío de su no existencia y ese dolor lo representaste en tu Wagner transcrito y "trans-sentido"

      Lástima que los humanos nos fijamos más en aquello que nos separa, pero yo como un ser que se conduele con tu trágica partida, no quiero pensarte en la terrible imagen que Fernando innecesariamente describe de ti, sino que Enrique Arias, ahora que te echaste a volar hacia el infinito, quiero pensar que te fuiste hacia ese gran amor, que ahora sabes que está alli y que él te recibió con un fuerte abrazo

      Por ello, una vez más, brindo contigo otra vez
      con salud e inquieta alegría!
      Que Dios esté contigo y con tu familia.

    21. Kewois dijo...

      >Triste noticia. Pero es el final que >nos llega a todos. Ahora, mañana, o >dentro de cincuenta años.
      >Así que, ¿a qué compadecerse como si >fueramos inmortales?.
      >Todos estamos sentenciados bajo la >misma navaja.

      No todos vamos a suicidarnos.
      No todos vamos a morir en la plenitud de la vida.

      Evidentemente algo muy malo le sucedió a Arias y no es algo común que nos espera a todo y entonces por que quejarse.

      El suicidio es producto o bien de un padecimiento psiquiátrico, una depresión o una decisión que toma alguien por encontrarse en una situación que considera horrible.

      Todo esto juega a que los que quedamos nos preguntemos por que alguien como Arias toma esa decisión trágica y a lamentarlo profundamente.

      El artículo de Fernando y el de Jarré me parece excelentes y muy respetuosos.
      Sin caer en la morbosidad Fernando destaca la tragedia de Arias porque justamente esa tragedia se ve incrementada por como era Arias.

      Tu comentario es simple mala leche Santiago.

      Kewois


    22. genetticca dijo...

      Fue mi platónico amor, mi amigo distante,ni colega. Coincidiamos y discrepabamos, pero desde que entre por primera vez en su bloc me convertí en asidua.Entiendo su desolación, porque yo también idealizo el amor como sublime arte ,imposible de hallar en esta tierra.

      Muy buena biografia, es perfectamente él.

      un saludo

    23. El camarada Arias murió como un romántico del siglo XIX, y también murió como un filósofo, es decir, sin esperanzas ilusorias en un más allá ficticio y alienante.

      ¡Salud y dionisíaca alegría!.

    24. Britelius dijo...

      yo pensaba dejar una humilde opinión conceptual respecto a este homenaje, pero veo que como siempre algunos lo tratan de ensuciar desprestigiando lo que escriben los demás, pensando que así van a probar su superioridad, ademas hacerlo con mentiras y alarde de conocimiento y vocabulario que no se tiene es peor aun, pero bueno, que se puede esperar de aquellos que su única razón es el desprestigiar a través de cualquier pequeña grieta en las palabras de los demás.......

      volviendo a lo que me convoca aquí.....hay solo una cosa que encontré rebatible.....la salvación de la humanidad a través del arte....lo que encuentro es solo una etapa en nuestra evolución constante.....en 1000 años mas se reirán de las cosas que escribimos ahora....si es que se molestan en preservarlas....el arte como lo conocemos ahora no creo que perdure en el tiempo, en e futuro tendremos una mucho mejor comprensión del mismo.....


      bueno les dejo muchos saludos a todos y los dejo invitados a que debatamos de las cosas que llevo escribiendo desde hace algunos días, a ver si me dan algunos consejos de un hermano ateo a otro...

    25. menino dijo...

      ¡ Qué pobres son las palabras amigo Arias, ... aquí y ahora!.Perdóname.Tratando de abarcar lo inabarcable.Corriendo detrás de una sombra ... una sombra que siempre aparece corriendo delante ... inalcanzable.

      Hijo y hermano bienamado,Ser Humano y ciudadano del Cosmos,sea tu depertar Arias en compañía de un dorado amanecer,sol naciente sobre aguas tranquilas del mar de tu tierna infancia.Donde el Mundo aún no era Mundo.Donde no había ni Ciencia,Religión,Filosofía ... ni Arte.Sólo inocencia ... y tú.
      Sólo tú.
      ¿Quién podrá juzgarte?.Nadie.
      Sea tu despertar Arias,suave brisa en el regazo que ansiabas: Amor,Belleza,Verdad,Felicidad,... .No existían en el Mundo: sólo en tu mirar.¿Dónde si no estaban?.
      Despierta amigo, ya es la hora.El suave y afectuoso manto de la Belleza,en perfecto y armonioso movimiento,viene a recogerte de mano de la Diosa.Bebe su néctar en su danza en el mar de tu tierna infancia....Cuando el Mundo aún no era Mundo ... .Donde no había ni Ciencia,Religión,Filosofía ... ni arte.
      Sólo inocencia ... y tú.
      Sólo tú.
      Sólo nosotros.

      http://www.youtube.com/watch?v=rG6LXJhZLVw

    26. Vaya, yo visito cada vez menos este blog.

      Y cuando aparezco Enrique ya no está. La verdad me ha conmovido tu post, Fernando. Sin duda era muy peculiar su manera de comunicar, sin agresividad ni soberbia, sabia decir de manera muy estética cada linea. Más no sé decir.

      La vida, la muerte. Yo encontré el amor de una mujer muy bella, amante de la ciencia y la buena música; quien sabe que nos ocurrirá mañana. Pero quisiera vivir el resto de mi vida con esa inquieta alegría que sólo Arias sabia expresar.

      Mis condolencias.

    27. Hace mucho que no paso por aqui!!!,que triste noticia!!!,un saludo para Arias,QDP,y a toda su familia!!!,saludos.

    28. Perro. dijo...

      Muy bueno Fernando, gracias por este sentido recuerdo para Arias.
      Saludos.

    29. Para estos casos asi tengo un pequeno juguete-caramelo filosofico que resulta efectivo en estos casos,que dice:Luego que nuestros parpados se cierren definitivamente, tenemos aun dos opciones:o nos convertimos en lo inefable y sobrenatural, o como minimo y que es mucho decir,nos convertimos pues,como minimo, en pura logica.

    30. Si alguien desea ver la "lucha de pesos pesados" entre Dawkins vs William L. Craig (entre otros "luchadores") que pulse éste link ;-).

    31. Estrella fugaz:o nos convertimos en lo inefable y sobrenatural, o como minimo y que es mucho decir,nos convertimos pues,como minimo, en pura logica.

      Te faltó la 3 opción, a saber, que nos convertimos en cadáveres sin vida. Triste, pero cierto :-(

    32. Anónimo dijo...

      No tuve la dicha de conocerlo, ni el placer de compartir la belleza de sus pensamiento.
      Algo que no comparto es la expresion de su cuerpo vencido e irredento, cuando esa soga refleja la libertad de sus pensamientos culminando en un decidir siempre por algo mejor. Un buen morir fue su decision, morir a la agonia que puede producir la belleza, esa entrega sublime de la propia vida, un ultimo respiro, un ultimo latido...
      Se dio la oportunidad de decidir hasta cuando continuar aqui, sublime libertad, que su morir ha sido incluso parte de la intensidad de su vivir...

      Con aprecio, de parte de Rigardo Garcia. Un amigo de su libertad de elegir.

    33. MENDEZ,LA TERCERA OPCION QUE CITAS SE REDUCE SIEMPRE A LA SEGUNDA POR LOGICA,PUES ENTONCES"LA LOGICA ES SIEMPRE LOGICA".LAS PERSPECTIVAS DE LA LOGICA SON INFINITAS,LA NUESTRA ES SOLO UNA DE ELLAS,COMO LA HYDRA,UPS!!!.

    34. Bueno, si por "lógica" se entiende una teoría de razonamiento deductivo (cálculo), se cometería una falacia de reificación o sustancialización de lo abstracto el pretender que la transformación del viviente orgánico en cadáver es pura "lógica"(sic).
      Por otro lado, me parece oscuro y vago eso de que las pespectivas de la lógica serían "infinitas", ¿a qué te refieres?¿a las tautologías que forman parte de la lógica o a los distintos sistemas de lógica (clásica, multivaluada, modal, etc.)?.

    35. Mendez,la logica no tiene ni principo ni fin,es infinita,es una mencion externa que la acusa sin acabar lo comenzado,y en el centro de esta,que es mas o menos fluctuante,se encuentra exactamente lo que digo,es como el que dice tambien:"que hermoso dia",y no sabe en que hora del dia esta!!.

    36. Sí, lo creo, porque a quien cito es al propio Einstein.

    37. Estrella:
      ¿La lógica no tiene principio?¿y qué son los PRINCIPIOS DE LA LÓGICA (identidad, no contradicción, etc.)entonces?¿acaso estos principios o postulados no impiden una recurrencia al infinito de las demostraciones lógicas?.
      A lo mejor (conjetura) te refieres vagamente al hecho que las tautologías lógicas pueden ser infinitas en cantidad, pero en todo caso la expresión:"que hermoso dia" no es tautológica o analítica como lo es la expresión "despejado o no despejado".

    38. Son todas referencias observadas por nosotros,es como arrojar dados y decir que son resultados logicos simplemente porque observas sumar los dados dos mas uno,pero tu no vives repitiendote lo mismo una y otra vez por que tienes un principio y un fin determinados,¿y las incognitas?,¿acaso no son paginas en blanco de la misma logica que empleas?,pues no,no es finita!!!.

    39. -Arrojar los dados nada tiene que ver con la lógica, ya que el resultado es enteramente aleatorio (azar).
      -Parece que Estrella no sabe que la lógica no nos dice nada sobre el mundo, ya que ese es un trabajo de las ciencias fácticas apoyadas en la observación y experimentación (junto con la razón, claro).
      -¿Incógnitas?¿de qué tipo?¿de las matemáticas que se simbolizan x, y, etc.?¿y quién dice que no se pueden resolver las ecuaciones que incluyen incógnitas?¿incógnitas de las ciencias materiales?¿y desde cuándo la lógica pura se encarga de ellas?.

    40. -El resultado de una raíz cuadrada es fruto del algoritmo matemático para extraerla y no de la pura lógica (¿también lo sería la raíz cuadrada de 2 que es un número IRRACIONAL?), ya que, en contra del logicismo, las matemáticas no se reducen a la lógica ya que, por ejemplo, el concepto de pertenencia de la teoría de conjuntos es irreductible a conceptos de la lógica formal.
      -Si bien la razón supone la lógica no se reduce a ésta, ya que también involucra a la semántica, la praxis (razón instrumental), etc.
      -Las verdades matemáticas no se reducen a verdades lógicas (tautologías y tautonimias), ya que en realidad son postuladas o derivadas de axiomas o principios (teoremas).
      -La lógica no observa el presente, ya que no es empírica como la física, y las ciencias fácticas no se centran sólo en el presente,sino que también en el pasado (ej: ciencias históricas) y en el futuro (ej:predicciones de hechos derivadas de teorías).